La ciudad natal Francisco Villa es un lugar en donde se pueden recorrer diversos lugares coloniales que harán que te sientas en una época diferente. Puedes comenzar tu recorrido en un punto clave que es la Catedral Basílica Menor, en su interior está llena de pinturas con motivos religiosos, decoraciones recubiertas en oro y puedes apreciar una estructura gloriosa. A escasos metros al oriente de la Catedral, podemos admirar el imponente Teatro Ricardo Castro construido a inicios del siglo XX y en cuya fachada apreciamos decoraciones dedicadas a diferentes musas.

La Plaza de Armas queda muy cerca de la Catedral por lo que podrías visitarla sin ningún problema. Es una espacio arbolado con jardines, en el centro de la plaza hay un impresionante quiosco de cantera en donde debes subir a tomarte la típica fotografía. No te puedes ir sin visitar el Mercado Gómez Palacio, inmueble que ocupa toda una cuadra entre las calles 5 de Febrero, Pasteur, Patoni y 20 de Noviembre, ahí puedes comprar recuerdos y comer algún antojito mexicano. Ya en el atardecer te sugerimos visitar el Santuario de Guadalupe, que está cerca del mercado y en donde la luz hace que se vea espectacular.

No olvides visitar el Museo Regional de Durango que data del siglo XIX. Sus 12 salas nos ofrecen una panorámica del desarrollo histórico-cultural de Durango, desde la época prehispánica hasta el movimiento revolucionario. También podemos admirar una excelente colección de pinturas del más connotado pintor novohispano: don Miguel Cabrera. En México tenemos muchas ciudades y localidades en donde la historia aún sigue presente en las calles y en las construcciones que datan de varios siglos atrás, aprovecha este puente y visita Durango, camina por su historia y conoce un lugar más de este maravilloso país. Reserva tu vuelo en TAR y aprovecha el 10% de descuento sobre precio publicado con tu tarjeta Círculo Informador.