Las vacaciones de diciembre ya están en puerta y con ella nuevos destinos que se abren ante tus ojos para buscar el tan deseado y merecido descanso del año. Recuerda que durante los viajes tenemos la oportunidad de reflexionar y es el momento ideal para hacer cambios en el siguiente.

Si vas a salir de viaje debes organizar tu maleta y el primer punto es el destino, el cual determinará la ropa que empacarás. Abre tu clóset y ve creando los atuendos, si el lugar es frío prepara con anticipación tus abrigos, sacos, suéteres y hasta cobertores en caso de que los necesites, porque los guardamos y al sacarlos nos damos cuenta que no están en las mejores condiciones, así que lleva todo esto a la tintorería con anticipación. De igual manera si vas a alguna boda o evento social fuera de la ciudad. Si tu plan será en playa, ten listo tu traje de baño y ropa para salir de noche, sin dejar de investigar sobre el clima porque aunque sea playa, de noche puede bajar la temperatura, así que incluye un cambio abrigador ligero.

El aspecto personal es importante y antes de salir de vacaciones haz tu ritual de belleza, de acuerdo a tu tiempo puedes iniciar con un spa, tratamiento o masaje. No te caerá mal un corte de cabello, manicure y pedicure para que luzcas de maravilla porque eso te motivará.

Después de revisar tu clóset haz una lista de los artículos y accesorios que te hacen falta, recorre un par de tiendas donde puedes adquirir desde calcetines, bufandas y suéteres hasta un vestido formal o el traje de baño que tanto deseas estrenar, así como un par de zapatos para la ocasión. Son compras básicas y necesarias que te evitarán gastos extras en tu presupuesto de viaje.

Por último y no menos importante, ten a la mano tu identificación, boletos de avión, pasaporte o licencia de conducir. Revisa los descuentos y visita las agencias para crear tu mejor propuesta, este es un paseo que te mereces, ¡ahora es el momento, felices vacaciones!