Uno de los lugares más hermosos que existe en la costa jalisciense se encuentra nada mas y nada menos que en Costalegre; un conjunto de tres playas privadas, un hotel boutique y un gran campo de golf, llamado El Tamarindo. Está espectacular península dentro del océano pacifico, recibe al turista nacional como internacional con un propósito. Descansar.

Un lugar que incita a estar en paz, con la vista compuesta de arena fina y un mar cristalino, El Tamarindo se convierte en un must para pasar unos días llenos de tranquilidad. Sus creadores han logrado respetar la belleza de la exuberante selva tropical erigiendo rústicas, pero elegantes casitas, esparcidas a lo largo de la costa del océano Pacífico, que en su interior ofrendan el lujo de las cosas simples. Déjese seducir por el equilibrio natural de los elementos.

Una reserva ecológica con más de 150 hectareas que albergan un campo de golf profesional distribuido entre selva y peñascos con vista al mar, de 18 hoyos y seis mil 584 yardas, diseñado David Fleming, quien es toda una celebridad de este deporte.

El Tamarindo es un destino para conocer y pasar unos días rodeados del tranquilo sonido del mar. Uno de los destinos favoritos para aquellos que desean una estacia para disfrutar de la naturaleza, de la propia compañía o con la pareja. Con una vista, que sin duda, ofrece un hermoso paisaje para recordar el océano en esplendor.

 

Como llegar: Ubicado al sur de Tenacatita, en el kilómetro 7.5 de la carretera 200 se localiza está espectacular península en medio del Océano Pacífico.