La colonia de El Fresno, ubicada en el sur de la ciudad, está siendo vigilada por autoridades en busca de máquinas tragamonedas que son ilegales. Esta medida se tomó luego de que El Informador publicó un reportaje sobre la invasión en esta colonia de máquinas de apuestas electrónicas, que funcionan con el depósito de pesos y, en caso de ganar, devuelven premios en monedas.

Tras la denuncia de este medio, el Ayuntamiento de Guadalajara planeó un operativo, pero al acudir se percataron de que en la mayor parte de los puntos señalados ya se habían retirado las máquinas tragamonedas, por lo que las autoridades ahora mantienen los ojos en el sitio para esperar a que las vuelvan a poner en operación para regresar, retirarlas y sancionar.

Aunque las máquinas parezcan inofensivas están prohibidas y el hecho está tipificado como delito federal. Cuando este medio visitó la colonia aún no había indicios de que hubiera intervenido la Procuraduría General de la República ni la Dirección de Inspección de Guadalajara.

En un recorrido que realizó este medio por la calle Fresno encontró al menos 11 negocios en los que hay 18 máquinas tragamonedas donde las personas juegan sin restricciones de las autoridades, ya que éstas pueden operar sólo dentro de casinos regulados por la Secretaría de Gobernación.

El Ayuntamiento tapatío informó que sí realiza operativos coordinados con la Fiscalía General del Estado, que han derivado en más de 500 máquinas aseguradas en lo que va de la administración en todo el municipio, aunque parecía que este lugar se les había escapado.

Este problema no es sólo en esta colonia, ya que también se conoce de esta actividad ilegal en las periferias. En Zapopan destacan El Colli, Constitución y Las Mesas. En Tlaquepaque: San Martín de las Flores, Las Huertas y San Pedrito. En Tlajomulco: San Sebastián, Santa Fe y Santa Cruz del Valle. En El Salto: Las Pintas, San José del 15 y Delegación del Verde. En Tonalá: Santa Paula, Jalisco y Alamedas.