Cada vez se hace más cotidiano mirar motos en las vialidades de la ciudad. Pero no sólo se nota la presencia, también los choques, accidentes, atropellamientos y muertes de los conductores de estos vehículos.

De acuerdo al INEGI, en el Estado casi se ha quintuplicado la cantidad de motos, y además se documentan nueve accidentes a diario según datos de la Secretaría de Movilidad. A pesar del problema, las autoridades y a los mismos conductores no muestran interés por combatirlo. Asociaciones civiles exponen la falta de educación vial para los motociclistas, y los que manejan los automotores reconocen que son peligrosas pero prefieren “comodidad” y “rapidez” ante la inseguridad.

 

¿A qué se debe el crecimiento del parque vehicular? ¿Se tienen propuestas o ideas para mejorar la convivencia de éstos y otros vehículos? Vea la respuesta la próxima semana en El Tema Informador.