¿A quién no le ha tocado toparse con un apartalugares o viene-viene cuando sale a comer fuera a algún restaurante? También te los encuentras cuando vas al mercado, al estadio o cuando tienes que dejar el carro estacionado para entrar a trabajar.

Algunas de estas personas ponen incluso tarifa y llegan a extorsionar al conductor que no esté de acuerdo con darles dinero.

Tan sólo en Guadalajara la policía detuvo durante un operativo el año pasado a más de dos mil personas por apropiarse de la calle, además les aseguró más de tres mil objetos con los que obstruyen los espacios de estacionamiento.

 

La problemática se extiende en toda la Zona Metropolitana . En Zapopan no hacen operativos permanentes para quitar a quienes cometen esta falta administrativa, sino que sólo los realizan en determinadas ocasiones y lugares en específico. La situación es peor en Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco porque no cuentan con un registro sobre el tema. Sigue la investigación la próxima semana en El Informador.