En los últimos años, los ayuntamientos de la Zona Metropolitana han optado por concesionar el servicio de estacionómetros, el problema es que las empresas operadoras manejan el negocio sin ser auditadas e inspeccionadas por los municipios. A pesar de las quejas de los usuarios e irregularidades reportadas, hasta la fecha no se registran estrategias legales para recuperar las concesiones.

De acuerdo con la información de la Tesorería municipal de Guadalajara, en 2013 los ingresos por parquímetros al Ayuntamiento apenas fueron de 250 mil pesos mensuales para un universo de aparatos que podrían otorgar hasta seis millones de pesos al mes. ¿Quiénes son los que se llevan el grueso de las ganancias?

 

En el próximo especial no te pierdas la radiografía de este negocio millonario, qué es lo que está en juego, quiénes tienen concesiones, qué piensan los usuarios, cuántos recursos entran a los municipios metropolitanos por este concepto y las nuevas zonas que podrían estar reguladas por parquímetros en la ciudad.