Desde hace 38 años, Rafael Hernández tiene una peluquería en el centro de Guadalajara. En su negocio resaltan cuadros con cortes de cabello que en la actualidad resultarían anticuados, Rafael trabaja a gusto, con la satisfacción que le da hacer el oficio que aprendió en Nochistlán, Zacatecas, ciudad de las que salió hace más de 50 años.

A diferencia de lo que puedas imaginarte, según el Inegi, de 2009 a 2014, algunos negocios tradicionales han repuntado en la ciudad y en el Estado. Por ejemplo, en 2009 había tres mil 519 salones de belleza y peluquerías en Guadalajara, cantidad que aumentó a cuatro mil 40 en 2014.

 

Otros negocios que han incrementado ligeramente su presencia en la ciudad son las sastrerías, las florerías, los estudios fotográficos y los talleres de reparación de zapatos. Sin embargo sí hay algunos que han disminuido como las carpinterías y las relojerías. Para que conozcas más sobre este tema, te invitamos a leer El Informador la siguiente semana.