¿El árbol que está cerca de su casa luce inclinado? ¿Cree que la próxima tormenta que azote la ciudad terminará por derribarlo? ¿Sus vecinos o usted corren riesgo por ello? ¿Sabe cuántos árboles más están en la misma condición?

No es novedad: las lluvias del temporal 2015, como las de años anteriores, definitivamente causarán estragos en la ciudad y en el Estado, pero en los últimos años no son sólo los encharcamientos, inundaciones y crecidas de agua cerca de arroyos o cauces lo que despierta alerta entre las autoridades de Protección Civil.

Cada vez más árboles terminan abajo como consecuencia de las precipitaciones anuales, pero también por la desatención a las condiciones en que se encuentra el arbolado urbano. Eso ha traído secuelas de consideración, como la muerte de conductores que circulaban en el momento justo en que el especimen se vino abajo.

 

 

Por ello, esta casa editorial le informará cuáles son los puntos que han resentido los estragos de las lluvias, y la estrategia de atención a este punto de tal forma que el temporal transcurra sin víctimas mortales.