Se ha hablado sobre las sanciones y multas a los dueños de los espectaculares que no cuentan con el permiso necesario. Por lo que se retiran o se clausuran, incluso están considerados como parte de la contaminación visual de una ciudad. Pero poco se menciona sobre el riesgo que representan en la temporada de lluvias.

 

En lo que va del año, los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), han retirado alrededor de 122 espectaculares por no contar con un permiso. Pero, ¿Cómo se regula la colocación de éstos? ¿Qué riesgos implican para la ciudadanía? ¿Cuántos, en promedio, causan daños durante el temporal de lluvias? Y, ¿Quién se encarga de pagar por estos daños? Si quieres enterarte de los detalles, no dejes de leer El Informador la próxima semana.