Blanco, color clásico y básico para tener en cualquier guardarropa. No es raro que para esta temporada los colores vivos y llamativos invadan prendas clave del verano; sin embargo, la tendencia apunta a que el blanco se ha convertido en el fashion statement del verano. Al ser un color tan puro y con tanta luz inspira frescura y elegancia, por lo que es fácil de combinar con prendas clásicas, accesorios trendy o hasta para crear un total look únicamente con prendas blancas y aún así mantener una armonía y equilibrio visual en lo que se trae puesto.

Ha sido muy visto en pasarela, red carpet y street style, convirtiéndose en un must del armario, dejando al clásico negro del lado adoptando la frase “White is the new Black”. Imponiendo en pasarelas PV 2015 de Alberta Ferretti, Carolina Herrera, Salvatore Ferragamo, Chanel y Prada, lo encontramos en piezas muy versátiles y ad hoc para cualquier ocasión.

Es un color ideal para lograr looks equilibrados, ya que el blanco por sí mismo suaviza y visualmente da la sensación de equilibrio, además de combinar fácilmente con todo, por lo que es ideal para crear un look de día y pasar de la mañana a la noche con un look fresco, adaptable a accesorios llamativos o a un maquillaje de noche, los cuales le dan un twist.

No cualquiera se arriesga a llevar un total look en blanco. Si no eres de las que se arriesga demasiado con un solo color puedes optar por combinaciones con denim, mezclilla para looks más relajados, o contrastes divertidos con  rojo o azul rey.

Sin duda es el color imprescindible para este verano, fácil de encontrar, de combinar e ideal para acaparar miradas por ser limpio y elegante.

Por: Natalia Arámburo

@Thestylishpocket