Después de aplazarlo por mucho tiempo, durante el próximo ciclo escolar la Secretaría de Educación comenzará a implementar medidas más “rudas” contra los directivos de escuelas que sigan permitiendo que las cooperativas vendan dulces y comida chatarra a los estudiantes.

Infórmate sobre cuáles son las medidas que deben tomar los profesores, padres de familia y directivos escolares que sigan permitiendo que las golosinas formen parte de la dieta de los niños. 

 

Y conoce La Escuela primaria Jalisco, ubicada en Guadalajara, la cual se ha convertido en un ejemplo a seguir, ya que ahí los estudiantes comen un desayuno balanceado, que cambia todos los días, y que resulta económico para los padres de familia. Encuentra más información sobre este tema, leyendo, la próxima semana, El Informador.