Restos de materiales de valor arqueológico e histórico se encontraron entre el escombro y tierra que sacan las máquinas que construyen la Línea 3 del Tren Eléctrico. El descubrimiento dejó atónitos a los empleados que tuvieron que parar las obras para que expertos inspeccionaran la zona. Pero como este descubrimiento en Jalisco se tienen registrados mil 645, más que entidades como el Distrito Federal, que es más conocido por los restos históricos y antiguos que tiene. ¿Si se tiene ese respaldo, por qué en Jalisco no se les saca provecho?

En la entidad sólo hay dos zonas arqueológicas abiertas al público: Guachimontones, Ixtépete, y revelan cierto descuido por falta de presupuesto para fortalecer la investigación y mantenerlas en buen estado.

 

De acuerdo con el registro del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Jalisco está en el octavo lugar nacional por la mayor cantidad de vestigios arqueológicos. Si quiere conocer más del porqué no se cuenta ni se conoce la tradición arqueológica en Jalisco no se pierda El Tema Informador de la siguiente semana.