Para una plática con amigos un buen café, en la oficina para despertar otra taza y si hace frío nada mejor que esta bebida acompañado por un cigarrillo, en cualquier momento café.

Durante cientos de años y alrededor de todo el mundo la humanidad ha disfrutado de una bebida de aroma fuerte y sabor vigorizante que hace despertar todos los sentidos.

Fue en el siglo XV a partir de las bayas del café que comenzó a consumirse esta bebida, los habitantes de las altiplanicies de Arabia, Etiopía y la India fueron los primeros en adoptar este elixir como uno de sus favoritos, con el tiempo la fama del café se fue extendiendo por el mundo entero, adoptando las tradiciones que cada región le iba imprimiendo.

Hoy nos parece una de las cosas más comunes en el día a día, casi en cualquier lugar del planeta encontramos café, pero resulta que este es algo más que una bebida, ha adquirido gran importancia social y se ha creado una cultura, resulta muy interesante descubrir cómo preparan y cómo consumen el café en distintos lugares del mundo:

En España un buen Carajillo se prepara caliente y quemando brandy con unos granos de café y cáscara de limón, que después se añade al café. La infusión de alcohol se puede colar o servir con los granos y la piel del cítrico.

En Italia degustan el Caffè Macchiato, se trata de un café espresso servido en una taza mediana de porcelana o cristal, “manchado” con un poco de leche caliente espumosa, nunca al nivel del capuccino.

En México el café con canela y endulzado con piloncillo es un clásico que siempre será bien recibido a cualquier hora del día. Con el fenómeno de la globalización y viviendo en un mundo tan ajetreado el café se ha adaptado a los cambios, café de maquina e instantáneo son algunas de la variantes que las personas consumen día con día, ciertos negocios locales han apostado por regresar al origen y preparar el café clásico más allá de ser una bebida es toda una experiencia que transmite emociones y sensaciones traducidas en un vaso para llevar.

Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Tabasco son algunos de los estados en México reconocidos mundialmente por el impecable sabor y calidad de su café.

TEXTO: Paulina R. Nava