Los abogados “talibanes”, involucrados en juicios laborales fraudulentos contra empresarios, asociaciones civiles y entes públicos, ya podrán ser castigados hasta con seis años de prisión. El Congreso de Jalisco aprobó el martes la reforma al Artículo 154 del Código Penal que contempla estas sanciones a litigantes que cometen fraude procesal.

Las sanciones se aplicarán a quien simule un acto, altere elementos de prueba presentándolos en juicio o en trámite, presente testigos con documentos de prueba falsos, induzcan a testigos, peritos e intérpretes a faltar a la verdad.

Este medio consignó a principios de mes el lento avance en las acciones de la autoridad contra estos abogados, a pesar de las 26 denuncias penales interpuestas en 2013 por el  entonces secretario del Trabajo y ahora Fiscal General, Eduardo Almaguer, quien se comprometió a darle seguimiento al tema.

 

La autoridad tiene detectados 66 abogados que han obtenido ganancias millonarias recurriendo  a estas prácticas y hay ahora en proceso tres mil 594 de estos juicios en los que podrían estar vinculados los abogados “talibanes.