Lo que para algunos es un juego, para otros es una adicción. Gastar miles de pesos y muchas horas de su tiempo en los casinos lleva a las personas a tener problemas con sus relaciones interpersonales.

 

Aunque el Instituto Jalisciense de Salud Mental (Salme) asegura no tener cifras exactas sobre la ludopatía, o adicción al juego, Guadalajara creó un centro especializado para tratarla. Infórmate cuánto afecta este problema a los jaliscienses y conoce el centro, leyendo El Informador la próxima semana.