Nombre: Frida Kahlo (1907-1954)

Originaria de: Coyoacán, Ciudad de México.

Profesión: Pintora  y poetisa.

Highlights: Pasó largos periodos en cama debido a una enfermedad de la infancia y un aparatoso accidente en autobús, sufrimientos que la llevaron a descubrir su más grande pasión: la pintura.

 FRASE: “Pies, ¿para qué los quiero? Si tengo alas para volar”

 

 No se puede ignorar una pieza de Frida Kahlo. Una sensación de dolor, arte y sensibilidad habla por sí misma con un pincel de mujer. Son los colores, las formas, la historia que nos cuenta y que nos sacude al mirarla.

Todos tenemos una manera de comunicarnos y para Frida Kahlo definitivamente fue a través de un pincel, conectado a su corazón para contar, para poder vivir y morir en él. En un lienzo retrataba sus penas, una enfermedad que la marcó desde su infancia y un accidente de juventud en un autobús que la mantuvo en cama por largos periodos de tiempo. En sus pinturas mostraba su lucha diaria, su amor y sus alegrías de una manera implacable.

Frida Kahlo es más que un personaje, quien se ha convertido en la inspiración de muchos, no solo de artistas, y también es una digna representante de nuestro país: las características de su rostro, peinados y atuendos la hicieron única, original, inolvidable. Supo combinar su fuerza con el amor y canalizar su dolor físico y emocional a través del arte. El talento fue su mejor arma, que también se reflejó en las letras, especialmente en la poesía. Frida fue una luchadora que jamás se dejó vencer por la vida, y al lado de su eterno compañero, el muralista mexicano, Diego Rivera, se convirtieron en una pareja emblemática.

En sus más de 200 obras, principalmente autorretratos, proyectó las dificultades para sobrevivir, y sin duda, en los que claramente se ve la influencia artística de su esposo, con quien compartió el gusto por el arte popular mexicano de raíces indígenas.

Expuso sus pinturas en Francia y al querer convencerla de que su estilo era surrealista, ella solo expresó que no pintaba sus sueños, sino su propia vida. Pintora en lo privado, fue a ella misma a quien le costó trabajo comprender que su trabajo tuviera un interés general. Aunque la fama y el reconocimiento llegaron después de su muerte, a partir de la década de 1970, fue admirada por pintores e intelectuales de su época. Vivió en Coyoacán, en la conocida Casa Azul, convertida actualmente en el Museo Frida Kahlo.

El rostro de Frida Kahlo está en innumerables piezas de arte, es un personaje que sigue vigente porque con su talento supo trascender al tiempo.

 TEXTO: ARACELY AGUILERA

FOTOS: EFE/EL INFORMADOR