Desde 2012 hasta 2014 se gastaron más de 34 millones de pesos en el Mantenimiento de la Villa Panamericana, pero el valor de la inversión podría quedar perdido porque el mismo Instituto Jalisciense de la Vivienda suspendió el pago.

 

El futuro del desarrollo es aún más incierto porque se mantienen los litigios administrativos que frenaron el uso de los departamentos. Mientras tanto ¿en qué condiciones está la Villa?, ¿quién la vigila?, ¿cuándo se sabrá su destino? Descubra las respuestas en El Tema de la próxima semana en El Informador.