La Avenida Alcalde en el Centro tapatío sigue teniendo prioridad de paso a pesar de que la vía tiene dos cierres a la altura de El Santuario y de la Catedral, por lo que el flujo vehicular se redujo considerablemente. Esto genera enormes cargas de tráfico en horas pico en calles como San Felipe, Juan Manuel, Reforma y López Cotilla.

Por esto la Secretaría de Movilidad se comprometió a hacer a la brevedad una revisión en el tema y ajustar la sincronía de los semáforos. Esta decisión la tomó la autoridad luego de que este medio informó que la falta de ajustes y sincronización genera mayor carga vehicular y satura el Centro de la Ciudad.

 

Un ejemplo es el cruce de Alcalde y San Felipe, donde se realizó un conteo durante una hora: en la primera arteria circularon 404 automotores con 83 segundos al siga, mientras que por San Felipe transitaron 345 vehículos con tan sólo 34 segundos para el paso.