Una película basada en una historia del equilibrista Philippe Petit y su más grande sueño.

La historia esta muy bien realizada, aunque el modo de narración en primera persona, no me convenció mucho, las actuaciones fueron excelentes, había momentos cómicos que fueron bien justificados y se agradecían para seguir atentos a la película.

Los escenarios y las escenas panorámicas, fueron excelentes, bien logradas y hubo momentos donde sorprendían los efectos 3D, pocas películas logran hacer que el 3D valga la pena y esta película lo ha logrado.

Es una película un poco lenta, pero te da un mensaje al final y es muy claro.

 

En mi opinión, vale la pena ir a verla en IMAX, por la historia y los gráficos que son impresionantes.

TEXTO: ANTONIO ELIZALDE