El cierre total de la avenida Hidalgo por la ampliación del túnel que se encuentra afuera del mercado Corona ocasionó  que desde la semana pasada las rutas alternas para llegar al centro de la ciudad luzcan saturadas. Este medio publicó que arterias como Juan Manuel, Reforma, Jesús García y Angulo tienen muy cargado el tráfico a pesar de que la avenida la Paz opera en doble sentido como otra opción para circular.

Además, en su intento por evadir los atorones,  algunos camiones del transporte público se desvían de su derrotero afectando a usuarios. Por lo que Movilidad anunció el endurecimiento del operativo "Barredora", mediante el cual aplica diariamente hasta 70 multas a vehículos que se encuentran estacionados en línea amarrilla en las calles aledañas al cierre. Al menos la mitad de estos carros son enviados al corralón.

 

La autoridad anunció que hay cero tolerancia en este aspecto con el fin de liberar las vías alternas.