“La Gran Manzana” es una ciudad de película, cosmopolita, cultural, divertida y deliciosa.

Enormes rascacielos, arbolados parques que parecieran sacados de un cuento y una oferta gastronómica única en el mundo. Todo es posible en Nueva York.

En esta ciudad nunca hay un día igual al otro, las “rutinas” pasan a segundo plano y nuestra mirada de adultos acostumbrados a ver pasar el mundo se convierte en la visión de un niño deseoso por descubrir nuevas aventuras en los lugares menos esperados.

Al ser una ciudad tan ecléctica es casi imposible que todos tengan las mismas experiencias al momento de visitarla, ya sea por una semana o un mes, hay muchas maneras de vivir NYC, en esta ocasión, queremos darte un recorrido por las entrañas de está, dejando de lado los lugares llenos de turistas y dando paso a una verdadera experiencia “neoyorkina”.

Lo primero que tienes que saber al llegar a NY es que el subway y un cómodo par de zapatos se van a convertir en tu mejores aliados, además de ser lo más práctico, estos dos medios de transporte te llevarán a conocer una parte totalmente diferente de la ciudad.

El Metro de Nueva York tiene casi 500 paradas y más de mil kilómetros de vías, es seguro que al menos en una ocasión te pierdas entre tantas líneas, pero está bien, es parte de la aventura. Si vas de Brooklyn a Manhattan, una de las estaciones más bonitas es la de Chauncy St, ya que se encuentra al aire libre y está decorada con hermosos vitrales de colores que con la luz del sol reflejan en las vías un tenue arco iris, sin mencionar la vista que se tiene de los rascacielos que habitan Manhattan.

Una de las primeras paradas en Manhattan se encuentra en 1 Avenue en East Village, si andas por esta zona y quieres disfrutar el mejor chai latte tienes que visitar The Bean, un café lleno de arte donde los amigos caninos son bien recibidos, todo esto en una atmósfera relajada y ambientado con la mejor música.

El recorrido sigue, explorar la “jungla de concreto” a pie se va a convertir en una de tus actividades favoritas, recorrer la 5ta. Avenida y disfrutar de la energía que se percibe en esta parte de la ciudad, es algo que tienes que vivir en carne propia, increíbles aparadores y personas con un estilo único son cosa de todos los días.

Si continúas la caminata por toda esta avenida, al final tendrás una grata recompensa, ya que Central Park se hace presente con sus árboles de mil colores justo enfrente de Army Plaza.

Después de tanto caminar, lo más probable es que el hambre se haga presente, para eso te recomendamos que visites Dough Doughnuts, un establecimiento que se encuentra justo en la 14 W 19th St muy cerca de la 5th. Avenue.

Una de las propietarias de este sitio es la mexicana Fany Gerson, por lo que el toque mexicano está en cada una de sus tradicionales donas. Algunos de los extravagantes, pero riquísimos sabores son dona de jamaica, dulce de leche y calabaza.

Para terminar el día, explora las calles de Soho, encontraras el refugio perfecto después de un largo día de actividades en uno de sus muchos pubs, acompañados por un grupo de jazz.

“Cien veces he pensado que Nueva York es una catástrofe, y 50 veces que es una hermosa catástrofe”.

Le Corbusier, diseñador industrial.

 

 

 TEXTO Y FOTOS: PAULINA R. NAVA