Conectar con la naturaleza es una de las herramientas más útiles y rápidas para recobrar la paz.

 Jalisco es un Estado que ofrece opciones en diversos paisajes paradisiacos, a tan solo unas horas de Guadalajara se encuentra el Pueblo Mágico de Mazamitla.

Esta región ubicada al sureste, es un sitio que se caracteriza por sus calles empedradas y casitas con techos de teja paredes blancas y puertas de madera.

Las montañas de la Sierra del Tigre alberga bosques ideales para echar a volar la imaginación, hacer una pausa, tomar aire fresco, cargar las pilas y después regresar a la rutina con una perspectiva renovada.

Este pequeño oasis Suizo mexicano cuenta con cabañas de madera que te harán viajar en el espacio.

Existen diversos atractivos como caminatas, paseos a arroyos, cascadas o simplemente el contemplar de la pradera verde, o comer los antojitos del quiosco del pueblo.

La cascada El Salto, ubicado en el fraccionamiento Los Cazos es un lindo paraje puede hacerse a pie o a caballo, cambia de paisaje y de pensamientos.

Si te gusta la adrenalina en este lugar es muy común que la gente haga deportes extremos como bici de montaña, volar parapente o andar en moto.

Si tu perfil se inclina en la introspección y el lado artístico, no dudes en llevar un libro para ejercer horas de lectura, una libreta para contar historias y una cámara para capturar escenas. ¡Disfruta, relájate y conecta con la vida!

 TEXTO: MARIBEL DE LA V

.