México tiene festivales de cine muy importantes y con una personalidad propia. Para muestra el Festival Internacional de Cine de Morelia o el de Guanajuato (GIFF), obviamente también hay que mencionar el de Guadalajara que cumplirá 31 años y es el más longevo del país. Sin embargo, el Festival de Cine de Los Cabos que cuenta con tan solo 4 años de edad, se antoja ya uno de los notorios del país con una importante presencia de cine norteamericano y canadiense.

En el Festival Internacional de Cine de Los Cabos, se realizan las más brillantes alfombras rojas de este país; este año tan solo, desfilaron figurones como Jared Leto, Atom Egoyan, Ewan MacGregor, Liam Nelsson y la señora Cindy Lauper, así sin más. De la cinematografía nacional pude ver a Ilse Salas, Chema Yazpick y Humberto Busto.

Su director, Alonso Aguilar Castillo se involucra de manera muy orgánica con el encuentro, de hecho realiza él mismo las entrevistas estelares, lo cual habla de la calidez con la que se construye un evento que también exhibe el impulso al cine nacional y al cine canadiense.  Para muestra un botón, en la gala inaugural se homenajeó a Jean-Marc Vallé mejor conocido como el director de “El Club de los Desahuciados”, filme que le otorgó el Oscar al creador Jared Leto.

Si de Séptimo Arte se trata, este maravilloso destino en México reúne a la crema y nata de la industria fílmica norteamericana, a las agencias de venta europeas y a los programadores de los festivales más importantes del mundo. Y lo que vemos en pantalla es el resultado de un increíble periplo –de quienes arman Cabos- por festivales como Cannes, Lorcano, Venezia, Toronto y un largo etcétera.

 

El Festival de Cine de Los Cabos con su naturaleza única nos dibuja una marejada de perlas cinematográficas que no se ven ni en todas las temporadas ni en todos los festivales. Larga Vida.

 Texto: Dolores Tapia