Para Angie Contreras y su academia de danza, New Steps el baile es uno de las manifestaciones más profundas, honestas y creativas, es su vida, su profesión y pasión.

Este espacio recibe decenas de niñas con grandes ilusiones, donde diariamente sus coachs las guían en el camino de la danza, enseñándolas a bailar con el corazón.

La fundadora baile desde los cinco años de edad y desde entonces está enamorada de esta profesión, que nutre con la academia, donde ensaña las bases y las técnicas formando niñas y adolescentes bailarinas, además involucrándose con plataformas como cursos y concursos.

Impact Dance Convention, se llevó a cabo en Querétaro unas semanas atrás, donde además de competir con bailarines de toda la República las niñas toman talleres intensivos con maestros reconocidos internacionalmente.

Lo que les aporta este tipo de eventos además de la experiencia es que el sueño se empieza a palpar, como una carta al Niño Dios, el deseo se empieza a materializar, además de comprender que todo se logra con disciplina.

Los resultados para New Steps fue muy grata ya que se llevaron el primer lugar regional y pasaron a la final, después de esto el reto es seguir perfeccionando para volver a competir en Cancún, que será la sede del campeonato.

 

“La danza no es pertenecer a un estatus social y económico, la danza es pasión y se lleva dentro de tu corazón, solo hay que trabajar mucho para lograr hacerlo bien”. Angie Contreras

 

 TEXTO: MARIBEL DE LA V