En todas las grandes Ciudades como lo es Guadalajara, se generan grandes cantidades de basura que no puede ser asimilada por la simple acción de su ciclo natural. Los desechos urbanos de nuestra ciudad representan hoy en día un grave problema ambiental debido a que se carece de un eficiente programa de separación de la basura. Incluso los desechos biodegradables terminan siendo contaminantes, ya que al estar en contacto con otros materiales inorgánicos estos generan gases tóxicos.

Un estudio realizado por el INEGI* en 2013 arroja que cada ciudadano produce 769 gramos de basura al día y esta cifra va en aumento ya que en 2014 aumentó a 1000 gramos por habitante.

Los grandes beneficios que se pueden obtener al reducir los desechos que se generan se verían reflejados en la calidad de vida en nuestra ciudad. En su calidad de aire, de agua y de suelo.

¿Y cómo se puede lograr? Una buena idea es crear hábitos en familia que ayuden a reducir la basura que se produce en casa. A continuación te damos unos tips prácticos que pueden servir de guía.

 

Comenzar con lo básico: Separar la basura.

Para hacerlo adecuadamente se necesita separar lo orgánico de lo inorgánico, teniendo en cuenta que el vidrio y el cartón deben ir por separado y que los envases de alimentos no deben ser desechados con restos de comida. En la cocina se necesitan 2 botes de basura para este fin y se pueden utilizar 2 cajas de rejilla de madera del mercado para el vidrio (limpio) y el papel y cartón. Tener estos últimos almacenados de manera limpia y ordenada puede ser de gran utilidad para aprovecharlos y reutilizarlos, por ejemplo, para trabajos escolares de los niños o incluso para almacenar (los envases de vidrio son excelentes contenedores).

 

Reducir el consumo de bolsas plásticas.

Rechazar en la medida posible las bolsas que nos ofrecen en el super  o al realizar cualquier compra. Tener el hábito de llevar siempre , en el bolso de mano o en el coche , una bolsa de tela reusable puede ser de mucha ayuda. 

 

Reutilizar los desechos orgánicos. 

Existen muchas maneras de reutilizar los desechos orgánicos, quizá la más conocida sea el hacer composta para las plantas y el jardín , pero por ejemplo, también se puede utilizar el café molido con agua caliente para limpiar los desagües y drenajes de casa.

 

Utilizar pilas recargables

Es una forma de contribuir con la reducción de desechos (una pila puede recargarse hasta 300 veces en comparación con las pilas convencionales que una vez que se han agotado se tienen que tirar ) y al mismo tiempo se logra un ahorro de energía, es decir, se reducen las emisiones de dióxido de carbono lo cual se traduce en ayudar a detener el calentamiento global. 

 

Preferir productos ecológicos.

Los productos convencionales que se utilizan tanto para el aseo del hogar como para el aseo personal contienen químicos que dañan al ecosistema cuando se van por el desagüe.  Además está comprobado que estos químicos son causantes de enfermedades como asma, alergias, dolores de cabeza e incluso pueden llegar a ser cancerígenos.   Existe una gran variedad de productos ecológicos en el mercado. Al comprarlos, se recomienda leer las etiquetas para asegurarse de que sean realmente ecológicos y preferir aquellos que vengan en envases reutilizables para evitar el desperdicio de plásticos. 

 

*"Medio Ambiente,Basura", http://cuentame.inegi.org.mx, Diciembre 2015

 

TEXTO: Yunuen Meléndez Rosales

yunuen_melendez@hotmail.com