Nuevas tecnologías para tratar los desechos de poliestireno no son suficientes para frenar el daño que este material ocasiona en el ecosistema

 

El unicel es un material plástico, celular y rígido creado a partir del moldeo de perlas preexpandidas de poliestireno (un derivado del petróleo) y que gracias a su estructura química, tiene una gran capacidad para absorber líquidos y humedad, sin pudrirse ni descomponerse, por eso es muy útil en industrias. Pero, este tipo de plástico tarda en degradarse hasta mil años. Lo que ocasiona grave contaminación al medio ambiente.

Nuestra demanda mundial de este material es de 35 millones de toneladas. Duro de visualizar ¿no?

Aunque la  revista Forbes anunció a finales de 2014 el descubrimiento de una máquina que recicla el unicel- gracias al estudio y creatividad de dos estudiantes de la UNAM-, el acelerado ritmo con el que se produce este plástico, impide verdaderos avances en material de ecología y sanidad.

Todos somos un poco corresponsables, si no podemos atención a nuestra vida diaria.

Cualquier hábito de consumo que implique al unicel (vaso para café, empaque de comida rápida u lo que se le parezca) hará posible que este material, esté presente en la tierra hasta que nuestros bisnietos mueran.

 

¿Qué puedes hacer como consumidor?

Dar preferencia a alternativas más ecológicas, o en su caso, apostarle a un consumo racional. Se necesita básicamente información y voluntad . la voluntad depende de cada uno, pero actualmente existe toda la información necesaria, muchas veces al alcance de un clic, para llevar una vida más amigable con el medio ambiente. 

 

 

ECO TIPS

- Sugerir en los restaurantes que no consumirás si no hay otra alternativa que el unicel.

- Lleva tu taza al trabajo. Esta acción por mínima que parezca, puede generar grandes cambios a favor de nuestro medio ambiente. Actualmente empresas de Estados Unidos y de Europa realizan campañas entre sus empleados para evitar el uso desmedido de vasos de poliestireno.

- Si organizas algún evento, renta vajilla.